El poder curativo de la oración

En este seminario se explora la verdadera relación que hay entre la ciencia y el misterioso poder del espíritu.

EL MÉTODO SILVA, exento de enfoques religiosos o místicos y manteniendo el nivel de objetividad que siempre le ha caracterizado, refuerza en esta presentación su profundo respeto a todas las creencias que sus participantes puedan tener y demuestra como todas esas son fundamentales como ayudantes del crecimiento y la realización humana.

En este seminario se explora la verdadera relación que hay entre la ciencia y el misterioso poder del espíritu, y también se muestra como a las creencias, particularmente la fe en un poder superior, contribuyen de una manera esencial al bienestar físico.

La oración es un fenómeno universal practicado por todos los pueblos y en todas las épocas de la historia humana. La invocación de lo trascendente adopta una inagotable variedad de formas acordes a cada cultura y a cada uno de sus miembros. Actualmente se asiste a un proceso de revalorización de la oración como una prática capaz de estimular una expansión de conciencia y propiciar metas y logros específicos que ayuden a mejorar nuestra vida. La curación de enfermedades es precisamente una de las propiedades atribuidas a la oración que suscita mayor interés.

Para los científicos estudiosos del tema, le eficacia de la oración es más fácil de evaluar en el campo de la salud que en otros ámbitos de la vida humana (realización espiritual, éxito profesional, relaciones interpersonales, etc.) pues, a diferencia de los últimos, el diagnóstico médico permite la cuantificación y, por consiguiente, el seguimiento objetivo de numerosas variables implicadas.

Hoy en día, experiencias de laboratorios muestran como el rezar actúa y la física, biología y psicología corroboran estas demostraciones. Este nuevo milenio presenta el casamiento perfecto entre la ciencia y la religión. Usando código diferente de expresión no obstante observamos como se habla en un mismo sentido y de una idéntica experiencia.

Observando la unicidad energética del universo, la oración forma parte de los códigos esenciales de la comunicación invisible intra e interpersonal que es capaz de vencer la ilusión de tiempo y espacio.

Como vínculo entre la mente consciente e inconsciente, la oración ha demostrado ser fuente del equilibrio para la salud, el desarrollo de la inspiración y el reencuentro de la creatividad.

El poder curativo de la oración que salta a primera vista, deriva de los efectos intrínsecos de su propia práctica. Múltiples estudios médicos sobre personas que lo practican, han demostrado que éstas tienen un profundo efecto tranquilizante se relajan las tensiones musculares, disminuye el ritmo respiratorio, se reduce el consumo de oxígeno y la producción de dióxido de carbono, decrece la presión sanguínea y el corazón late más despacio. Por otro lado el registro de ondas cerebrales alfa, así como la disminución del lactato en sangre y el aumento de la resistencia eléctrica de la piel, demuestra el poder ansiolítico de la oración profunda. No en vano, la oración se está empleando cada vez más en psicoterapia, mientras que la expresión “terapia meditacional” va ocupando lugar cada vez más relevante en el ámbito de la medicina holística. La medicina ha desarrollado en estos últimos años la llamada “psiconeuroinmunoendocrinología” que contempla como el equilibrio espiritual afecta las emociones.

El programa del workshop incluye enfoques teórico-prácticos que naturalmente se adaptan a las diferentes creencias que los participantes puedan tener.