La fuerza transformadora de la autoestima

La autoestima no lo es todo en la vida, pero nada podría existir sin ella.

Felicidad es satisfacción con nosotros mismos.

Aristóteles

Más allá de lo que podamos manifestar para los demás, ¿Qué es lo que pensamos de nosotros mismos?

¿Hasta que punto nuestros pensamientos, decisiones y acciones nos pertenecen de verdad?

¿Pensamos y actuamos por nosotros mismos o en función de nuestro histórico educativo que nunca cuestionamos… o para agradar a los demás?

¿Nos permitimos cuestionar la validez de nuestras creencias?

¿Creemos sinceramente poseer talentos y vocación para determinadas actividades o comportamientos?

¿Estos talentos y vocaciones, los transformamos en realidades objetivas a cualquier precio?

¿La situación socioeconómica, raza o formación cultural, es una barrera impenetrable para el éxito y la felicidad en nuestra vida?

¿En que medida experimentamos la alegría de vivir y encontrarnos en lo cotidiano un sentido para nuestra existencia?

El pensamiento Brandeniano de que “no hay juicio mas importante para una persona, ni factor mas decisivo para su desarrollo psicológico y motivación, que el juicio que hace sobre sí misma” nos permite percibir la importancia crucial del factor autoestima.

La autoestima no lo es todo en la vida, pero nada podría existir sin ella.

La crisis de autoestima nos proyectan una anemia emocional, desencadenando comportamientos que nos distancian cada vez más de la verdadera realidad. Desde la salud, afectada por la influencia del factor psicosomático, hasta la superación personal y el progreso.

Ante la desnutrición interior, acostumbramos a hacer cosas desesperadas. Hay una tendencia en buscar soluciones extremas, se limitan en todos los sentidos, o escogen caminos de fuga como los excesos de alimentación, comportamientos violentos, consumo de drogas, etc. Ellas demuestran una imposibilidad de ver que son responsables por cuidarse a sí mismas emocionalmente.

La creación nos dotó de SISTEMAS FÍSICOS que funcionan por sí mismos dentro de determinados límites y también nos proporcionó de un SISTEMA DE CONCIENCIA que debemos estimular por la propia conciencia. Nuestra MENTE nos da la capacidad de pensar y convierte cada pensamiento en una opción.

Asumiendo la autoestima en términos de disposición para asumirnos como alguien COMPETENTE para enfrentar los desafíos de la vida y merecedor de la felicidad, podemos comprender y actuar en base al concepto de que LO IMPORTANTE NO ES LO QUE OCURRE, SINO QUÉ HACEMOS CON LO QUE OCURRE.

Porque semejanza y singularidad conviven la naturaleza humana, y redescubrir el poder interno que habla de grandes talentos, facilitará el REENCUENTRO con la única persona que puede transformar nuestra vida.

Esa persona somos nosotros mismos.

VIEJO PARADIGMA: “Somos seres materiales con un principio espiritual.”

NUEVO PARADIGMA: “Somos seres espirituales viviendo una experiencia material.”

 

BENEFICIOS

Este programa con un duración de 8hs nos enseña recursos para lo cotidiano y nos facilita:

  • Un camino para ir recuperando valores y nuestra propia identidad en medio de la complejidad de la sociedad actual.
  • Un reencuentro y revalorización de los diferentes “Yo” aprendiendo a transitar por la línea del tiempo hacia un futuro mejor.
  • Un conjunto de propuestas basadas en relajación, visualización y nuevos lenguajes, favoreciendo el desarrollos armonioso de la salud, los procesos educativos y la creatividad.

Este programa teórico-práctico es el resultado de una investigación científico-espiritual que será altamente enriquecedora de nuestra experiencia de vivir y nos permitirá trascender egoísmos e inseguridades, permitiéndonos promover una educación fortalecedora de la autoestima en todos nuestros semejantes.